Análisis Anillos de Extensión

Como ya os dije hace días, he comprado unos anillos de extensión para mi Canon 7D y lo que ahora os ofreceré será un análisis de ellos. La verdad es que no hay mucho que analizar, ya que este tipo de material es algo muy simple que no requiere un análisis muy exhaustivo.



Lo primero de todo es hablaros sobre para que sirve un anillo de extensión, o multiplicador. Lo que nos permite un anillo de extensión es acercarnos más al objeto o persona que queramos fotografiar. Existen en el mercado objetivos macro que como un anillo de extensión, nos permiten estar más cerca del objeto de nuestra fotografía. Pero lo que diferencia a un anillo de extensión de uno de estos objetivos, es que si un objetivo macro nos permite estar a 20 centímetros, los anillos nos permitirán estar incluso a 3. Claro está esto varía según la cantidad y tipo de anillo de extensión que coloquemos entre el objetivo y la cámara.

Fotografía con objetivo 50mm sin anillos de extensión

Fotografía con objetivo 50mm mas anillo extensión 13mm

Fotografía con objetivo 50mm mas anillo extensión 21mm 

Fotografía con objetivo 50mm mas anillo extensión 31mm 

Fotografía con objetivo 50mm mas anillo extensión 13+21mm 

Fotografía con objetivo 50mm mas anillo extensión 13+31mm 

Fotografía con objetivo 50mm mas anillo extensión 21+31mm 

Fotografía con objetivo 50mm mas anillo extensión 13+21+31mm 

Como podréis ver en las imágenes superiores según los anillos que apliquemos podremos realizar una fotografía más cercana o más lejana, pero siempre mucho más cerca de lo que los objetivos normalmente nos dejan estar. Y como también podréis apreciar, la profundidad de campo es menor cuantos más anillos de extensión coloquemos entre el objetivo y la cámara. Y si esto se une al hecho de aplicar una mayor apertura de diafragma, como podría ser un f/1.4, el poder realizar un buen enfoque se convierte en algo más que difícil.



Otro dato que deberíais saber, es que cuantos más separéis el objetivo del sensor de la cámara, menos luz llegará a este último. En las fotos que he hecho con el de 13mm no he apreciado perdida de luminosidad, pero al colocar los tres anillos si que he notado una perdida de hasta 5 pasos. Y dependerá de lo iluminado que este el objeto que queráis fotografiar la necesidad de usar o no un flash para solventar este problema.



 
Existen varias calidades en los anillos de extensión, aunque antes habría que diferenciar entre los que permiten la comunicación entre el cuerpo y el objetivo y los que no. Los que no permiten la comunicación son, claro está, los más baratos. Y los que si permiten comunicarse entre la cámara y objetivo son más caros, aunque dentro de estos también hay varios tipos de calidades. Los que yo he comprado son completamente de plástico, aunque no tengo queja alguna de ellos ya que el plástico con el que están hechos parece bastante robusto y resistente. Los hay con las uniones metálicas, que te garantizan una mayor resistencia, y por lo tanto su precio es mayor. Y los hay que son completamente metálicos, o con uniones metálicas y el cuerpo de un plástico muy rígido. También hay anillos de extensión que no pueden usarse con ciertos objetivos. Estos que he comprado valen para objetivos EF-S, que son los que se usan para cámaras Canon con factor de recorte como la 7D que yo poseo, y también valen para los objetivos EF, que son las cámaras full frame como la Canon 5D. Así que si vais a comprar unos anillos de extensión, aseguraos que valen para los objetivos que usáis.




Y volviendo al análisis de estos objetivos os diré que si enfocáis por el visor de la cámara no es muy fiable, ya que la poca profundidad de campo que se tiene puede parecer que lo que queremos fotografiar esta en foco y cuando vemos los resultados no es así. Por lo que os recomiendo que si podéis uséis el Live View de vuestra cámara, os ayudará a enfocar mejor lo que queréis.




También querría hablaros del uso de angulares con este tipo de anillos de extensión. Yo tengo el objetivo de kit 18-135mm, y he montado los tres anillos con el. Puedo deciros que a distancias, como por ejemplo, de 18mm es imposible enfocar nada, aún montando el más pequeño de ellos. Es mas, lo único que solía salir enfocado era el filtro neutro que tengo delante del objetivo. Aunque si hacéis uso del zoom y lleváis la focal hasta un poco por encima de 24mm, es cuando empezaréis a poder lograr enfocar algo, y eso teniendo el enfoque en infinito. Y por cierto, hace días que me encontré en la red un pequeño truco con angulares y anillos de extensión. Que consistía en que cuando se usaban angulares y se enfocase el motivo deseado se dejase ver también lo que se encontraba en el entorno. Las tres fotos que hay encima de este texto son un ejemplo de ello. Y si os interesa que lo que se encuentra lejos se vea mejor, lo único que tenéis que hacer es cerrar el diafragma. Eso si, recordar que según que anillos de extensión coloquéis tendréis más o menos luz, por lo que quizás en pleno día necesitaréis usas sensibilidades bastante altas.

La semana pasada tuve la oportunidad de probar los anillos de extensión con un Canon 20mm f/2.8. Y he de deciros que con esa focal ni colocándome pegado literalmente al objeto a fotografiar, pude lograr que estuviese enfocado. Ni siquiera con el anillo de extensión más pequeño, el de 13mm. Aquí os dejo un par de fotos para que lo comprobéis, la primera es del 20mm y la segunda de un 50mm, así notaréis la diferencia de enfoque entre uno y otro objetivo. Y aunque parezca que si que está enfocado, si veis la imagen a mayor tamaño os daréis cuenta de que no es así.

Canon 20mm f/2.8 con anillo de extensión de 13mm

Canon 50mm f/1.4 con anillo de extensión de 13mm

Ya para finalizar os diré que cuando compré estos anillos de extensión pensé que no los usaría mucho, pero los estoy usando bastante, ya que a la hora de mostrar ciertos productos son un complemento a mi equipo que me permite enseñar detalles sobre lo que escribo que de otra forma me hubiese sido imposible hacer. Y es que he comprado una Yashica Electro 35 de la que os hablaré más adelante. E incluso tengo pensado mostraros los carretes que estoy probando con ella por si a alguno les interesa saber mi experiencia con ellos. Y sé que en internet hay miles de post sobre revelado analógico de blanco y negro, pero yo intentaré contároslo a mi manera. Y si no hubiese tenido estos anillos de extensión hay fotos que no me hubiese sido posible realizar, para mostraros con más detalle ciertas partes de la cámara o de los carretes.

Os dejo varias fotos que hice con los anillos de extensión para que veáis que se puede conseguir con ellos, espero que os gusten. Y de paso os adelanto alguna foto de la Yashica y los carretes, que espero poder escribir sobre todo ello muy pronto.







 




Licencia de Creative Commons
This obra by Marco González is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Análisis Yashica Electro 35

Ideas Para Sacar la Cámara en Primavera

Foto Propia 143 "Caminando"