Análisis Pentax K-1

Hace tiempo que se había hablado que Pentax estaba preparando su incursión en el mundo de las cámaras con sensor "full frame", y es que hasta ahora solo había comercializado APS-C. Ahora ya se ha hecho realidad esta nueva cámara, que seguro llamará la atención a aquellos que tengan objetivos para este tipo de cámaras y quieran aprovecharlos. Desde "Quesabesde" nos ofrecen un muy interesante análisis, con vídeo incluido, donde nos dicen que opinan de ella.

Para empezar ya nos avisan que no es una cámara pequeña, y según para quien esto puede ser algo bueno o malo. Pesa un poco más que la Nikon D810 y la Canon 5D Mark III, pero su tamaño es parecido.


Nos hablan de un dial superior, que no es el de modos, que nos permite cambiar parámetros importantes como son la sensibilidad, el recorte, el estabilizador, compensación de exposición y más, sin tener que entrar en ningún menú. Aunque nos confiesan que hay que acostumbrarse a el, pero una vez que lo usamos podemos cambiar diferentes valores sin quitar el ojo del visor.

Posee un excelente visor y dos ranuras para tarjetas SD, e incluye varias luces LED para por ejemplo cambiar las tarjetas o el objetivo a oscuras. Su cuerpo esta sellado y posee una pantalla trasera abatible, que posee un sistema de soporte diferente al visto en otras cámaras.

Monta un sensor de 36 megapíxeles, que según nos cuentan suponen que es similar al montado por la Sony A7R. Carece de filtro de paso bajo, pero puede simularse a través de una opción que nos ofrece la cámara. Aún así no han encontrado muchos casos donde dicha simulación de filtro fuese necesaria.

Su calidad de imagen nos dicen que es muy bueno y que posee un magnífico rango dinámico, y que sus JPEG son correctos. Llega a una sensibilidad  máxima de 201.800 ISO, pero no nos recomiendan superar los 25.600 si se quiere poco ruido y un buen rango dinámico.

También ofrece una detalle aumentado con el uso del desplazamiento del sensor para captar cuatro imágenes diferentes, conservando los 36 megapíxeles pero ganando en nivel de detalle, aunque ya nos avisan que el uso del trípode será necesario. Y nos advierten que este nuevo sensor es muy exigente con las ópticas que pongamos, incluso podremos aprovechar lentes APS-C si activamos una opción que bajaría la resolución a 15 megapíxeles.

Y llegamos al apartado donde nos hablan de su sistema de enfoque, donde en este apartado se encuentra un poco por detrás de la competencia. Aún así posee 33 puntos de enfoque siendo 23 de ellos en cruz. Y su sistema de enfoque por contraste desde la pantalla está por detrás de la media, aunque ya nos dicen que la función del modo vídeo no es una de las prioridades de esta cámara, llegando a 1920x1080 50i.

Su disparo en ráfaga es de 4,5 fotos por segundo y tendremos la posibilidad de trabajar en DNG. Y en cuanto a su batería ya nos dicen que es muy buena su autonomía, ya que han podido realizar más de 700 fotos sin necesidad de cargar su batería.

Para finalizar nos dicen que no se le puede poner pegas a esta cámara, pero quizás si nos dicen que llega un poco tarde con respecto a la competencia. Aún así con un buen precio de 2.000€ esta es una buena opción para todos aquellos que demandaban un modelo profesional de formato completo. Y todos aquellos que posean una buena colección de objetivos Pentax para este tipo de cámaras tendrán ahora una opción real para poder disfrutar de ellos.

Aquí os dejo un vídeo del análisis de esta cámara.



Y aquí el enlace a la noticia.
www.quesabesde.com/noticias/pentax-k-1-analisis-fotos_14413

Comentarios

Entradas populares de este blog

Análisis Yashica Electro 35

Ideas Para Sacar la Cámara en Primavera

Foto Propia 143 "Caminando"