Trípodes Improvisados

En ocasiones el uso de un trípode o sistema para estabilizar para nuestra cámara es muy necesario, pero no siempre lo llevaremos con nosotros o podemos usarlo. Por eso desde "dZoom" nos explican cuatro tipos diferentes de trípodes improvisados.

Antes de nada nos hablan de la respiración, ya que el hacerlo de forma adecuada ayudará a conseguir una fotos más estables. Nos explican como debemos respirar, y cuando pulsar el obturador, casi parece que seamos francotiradores.

A partir de aquí ya nos hablan del primero de estos métodos, que no es nada mas que usar nuestros codos apoyados en cualquier superficie para conseguir así un poco de estabilización.

El segundo de ellos debemos de poner la pierna derecha arrodillada en el suelo y la izquierda apoyando el pie, pero que quede la izquierda perpendicular a la otra para luego colocar el codo izquierdo sobre la rodilla de forma vertical. Casi mejor que veáis una foto que seguro que os ayuda mas que mi explicación, como la que os dejaré aquí mismo perteneciente al artículo.


Otra opción que nos dan es el atar una cuerda a la cámara, preferiblemente a la base de esta ya que ese sería su centro y se movería menos. Luego tensaríamos la cuerda y de esta forma evitaríamos movimientos verticales.

La última sería usar una bolsa de legumbres para apoyar en ella la cámara, de esta forma podríamos colocarla mas o menos apuntando a donde nosotros queramos y no se movería.

Aquí os dejo el enlace a la noticia original por si queréis leerlo con más detalle.
www.dzoom.org.es/4-tripodes-improvisados-que-salvaran-tu-foto/

Comentarios

Entradas populares de este blog

Análisis Yashica Electro 35

Opinión al Usar la Nikon D500

Ideas Para Sacar la Cámara en Primavera