Análisis GoPro Karma Grip

Hoy os traigo en análisis del estabilizador de mano de GoPro, el Karma Grip, que gracias a Quercus Media y Javier Galán he podido probarlo. Puede montarse con la GoPro 4, y la 5 pero ha de pedirse específicamente la montura para una de estas cámaras. Con una muy buena construcción, aún siendo los materiales usados plástico y goma, y muy buenos acabados.


Tiene muy pocos controles, pero los necesarios para poder manejarla. Como son el botón de encendido y apagado, cambio de modos, bloqueo de inclinación, marcar clip y botón de grabación o toma de foto. No posee joystick para moverla donde queramos, ya que para subir y bajar debemos pulsar un botón que nos permitirá colocarla en el ángulo deseado hacia arriba o hacia abajo y de ahí no se moverá. El movimiento lateral es automático y se mueve al mismo tiempo que nosotros la giremos lateralmente.


Al comprarla nos viene en un estuche de transporte rígido en el que podemos meter alguna batería, tarjetas y el cable de alimentación. Y es que su batería no es extraible y dura alrededor de una hora y media mas o menos. Aún así puede cargarse mientras lo estamos usando, aunque tarda sobre dos horas en cargar por completo. También se incluye una anilla que nos permite engancharla a un arnés para poder realizar tomas desde el pecho.


Es de los más grandes comparado con otros estabilizadores de mano pero no es muy pesado, ya que llega a los 244 gramos. La zona del mango es gomosa, así como la parte donde están los botones de control para conseguir un mejor agarre. Su estabilización funciona muy bien, pero la parte de los motores nos tapa parte de la pantalla trasera de la GoPro 5.


He estado usándola y no he tenido ningún problema con el en cuanto a fallos de estabilización ni de inclinación del horizonte. Así que estamos ante un producto muy bien acabado y de muy buena construcción, aunque con limitaciones a la hora de orientar la cámara hacia arriba o hacia abajo, ya que una vez fijada esta posición es fija. Su precio es de 359.99€ en la tienda oficial de GoPro, y la parte superior es extraible para poder usarse en el Karma drone como estabilizador. También tenéis la limitación de la batería que no se puede cambiar, pero en general es un estabilizador de mano que cumple con su objetivo.





Si quieres apoyar mi blog y canal de Youtube podéis hacerlo desde este enlace a mi Patreon.

Become a Patron!
Licencia de Creative Commons
Este obra cuyo autor es Marco Gonzalez está bajo una licencia de Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional de Creative Commons

Comentarios

Entradas populares de este blog

Análisis Yashica Electro 35

Opinión al Usar la Nikon D500

Ideas Para Sacar la Cámara en Primavera